miércoles, 31 de agosto de 2016

DELTA GOODREM - WINGS OF THE WILD


Cuatro años han tenido que pasar para que nuestra australiana favorita irrumpiera en escena con un disco bajo el brazo. Si bien en Julio de 2015 pudimos disfrutar del primer sencillo Wings y en Mayo de 2016 el segundo Dear Life, el 1 de Julio de 2016 fue la fecha señalada para que este Wings of the wild viera la luz y nos encandilara con sus 13 canciones, que una vez más, versan entre el pop más actual y sonidos aún inexplorados por la interprete. Delta define las canciones con tres adjetivos: “salvaje”, “crudeza” y “Libertad”, lo que resulta de lo más atractivo y prometedor. Bajo la producción de Vince Pizzinga y respaldada por Sony Music Delta nos descubre un mundo lleno de historias y emociones difíciles de olvidar. Descubre su lado más salvaje en su quinto trabajo… Wings of the Wild.

FELINE

Definitivamente Wings of the wild es un concepto, todo ello se reconoce en su estética, en su mensaje, pero Feline es su himno. Es imposible que uno no se imagine corriendo por la sabana africana, como lo haría el propio rey del reino animal, el león, y en parte protagonista del tema, con el ardiente calor abrasando la piel y la fina arena acariciando las plantas de los pies. De forma magistral, Delta aúna sonidos que recuerdan a oriente con una cuidada letra que describe a la perfección lo que supone enfrentarse a la vida de cara, con una actitud brava y seguro de uno mismo. Hay que escucharla para comprender toda la energía que desprende de principio a fin. Siente la libertad en cada “Feline, feline… feel the feline”. ALUCINANTE.

Mejor momento: “I’ve been earning all my stripes standing up to every fight, you woke up the animal… and I am never going back, I’m the leader of the pack, got the scars of a warrior”

(He ganado todos mis galones aguantando en cada batalla, despertaste al animal… y nunca miro atrás, soy la líder de la manada, tengo las cicatrices de una guerrera)

NOTA: 10

WINGS

Abandonamos la sabana africana para extender nuestras alas y volar lejos, muy lejos, a nuevos horizontes con nuevas historias y oportunidades. Otra inyección de adrenalina en pura vena, bocanadas de aire en plena cara, una sensación de libertad extraordinaria. Enérgica, así es como definiría yo al tema que podría convertirse, nuevamente, en el himno para los nuevos comienzos. EXQUISITA.

Mejor momento: “What if I lose myself control, what If I choose to let it go, I wanna let you and me collide, baby these wings were made, these wings were made to fly…”

(¿Qué pasa si pierdo el control, qué pasa si decido dejarlo i?, Quiero que tú y yo choquemos, cariño estas alas fueron hechas, estas alas fueron hechas para volar”)

NOTA: 10



DEAR LIFE

Delta siempre se ha caracterizado por ser muy reflexiva, desde luego “Dear Life” es otra de esas búsquedas de respuestas que se antojan imposibles. Es difícil ver la luz cuando la tormenta acecha, cuando lleva tiempo estancada sobre ti y no da muestras de querer alejarse, por ello a veces, el ánimo flaquea, la paciencia se impacienta y la vida parece convertirse en el titiritero que gobierna tus días. El destino en sus manos, la inseguridad a flor de piel y las ganas de salir a flote vibrando en la garganta. MAGISTRAL.

Mejor momento: “And I know that I can’t understand what you hold in your hands for me, dear life… I’m survivor… I’m a survivor… I’m a survivor…”

(Y sé que no puedo comprender lo que tienes en tus manos para mí, querida vida… Soy una superviviente… soy una superviviente… soy una superviviente…”)

NOTA: 10


JUST CALL

Los malos días no siempre se revuelven en nosotros sino en las personas que nos rodean. Delta eso lo tiene en cuenta y por ello nos regala una animada canción para recordarnos que no estamos solos ante la adversidad, que podemos contar los unos con los otros y todo será mejor. Me encanta lo TRIBAL de su estribillo. Un canto a la amistad en toda regla.

Mejor momento: “You can spend days living like you have lost. Or you can change, re-write the page. We can set the world on fire for the day, I’ll be your flame, I will be your flame”

(Puedes pasar los días viviendo como si hubieras perdido o puedes cambiar, reescribir la página. Podemos prenderle fuego al mundo por un día, seré tu llama, yo seré tu llama”

NOTA: 9.0

IN THE NAME OF LOVE

Quizás estemos ante un tema que solo podría definirse como CONTUNDENTE. Todo en él destila una seguridad abismal, no hay cabida para la inseguridad, para las medias tintas y para todo aquello que no irradie honestidad. Reconocer los errores pasados y no repetirlos en el presente ni en un futuro o entender que las cosas no siempre pueden ir bien pero que ello tampoco conlleva grabada la palabra fracaso son las máximas de este tema que se escuda en defender el amor por sobre todas las cosas. Escúchala. Siéntela. Vívela.

Mejor momento: “The best intentions they can leave you torn, baby that’s the way it is, every choice in life may not be perfect. But in time we’ll find it will be forgotten”

(Las mejores intenciones pueden dejarte roto, cariño las cosas son así. Cada elección en la vida puede que no sea perfecta, pero con el tiempo descubrirás que puede ser olvidada)

NOTA: 9.5

ENOUGH (feat. Gizzle)

Vivir bajo el yugo de no aceptarse a uno mismo es increíblemente tortuoso. Cuando todo aquél que te rodea nunca encuentra en ti algo que resalte, cuando siempre se empeñan en golpear tus sueños, en hundir tu moral, en ponerte cadenas por sobreprotección o por maldad, terminas por creer que no vales nada, que nunca serás nadie… La palabra suficiente (enough) es tan imposible de conseguir como lo sería tocar el sol con los dedos. Nunca nada lo es, nunca nada basta, y eso quema, agota, y destruye el amor que deberíamos tenernos a nosotros mismos. Aquí dos voces se juntan para declararle la guerra a todo aquél que pretenda desplomar las ilusiones o quebrar la imagen que tenemos del reflejo que nos devuelve el espejo. Simplemente… INDESCRIPTIBLE.

Mejor momento: “What do I gotta say, how do you gotta pray, what do I gotta do… tell me, who do I gotta be, what do you want from me, what do I gotta prove. No matter what I do, I’m not breaking for you, tell me what do I gotta give, how do I gotta live… When it’s not enough for you”

(Qué debo decir, como debo rezar, qué debo hacer… dime, quién debo ser, qué quieres de mí, qué tengo que probar… No importa lo que haga, no me rompo por ti, dime, que tengo que dar, como debo vivir… cuando no es suficiente para ti)

NOTA: 10


HEAVY

Pesa. Pesa la culpa. Pesa la rutina. Pesa la incertidumbre. Pesa el error.  Aunque tenemos el mundo en nuestras manos a veces la moneda gira y cae de cruz. ¿Cómo vivir con ello? ¿Cómo aliviar esa sensación de pesadez? Una balada cargada de matices, sensibilidad, tristeza y desesperación. DELICADA.

Mejor momento: “Sometimes to find what you’re looking for you’ve gotta learn from your worst mistakes.”

(A veces para descubrir lo que estás buscando tienes que aprender de tus peores errores)

NOTA: 9.0

ONLY HUMAN

Las teclas del piano son la única compañía que la dolorida, maltrecha y aún sangrante voz de Delta encuentra al cantar este intento de superación, pues toda historia que termina trae consigo una nueva oportunidad. Una balada cálida y suplicante frente al reconocimiento de que simplemente duele porque tiene que doler, porque sentimos, entregamos, caemos y nos rompemos. La DESNUDEZ del alma con voz propia.

Mejor momento: “I can’t control what is out of my hands, God knows sometimes I just dont understand. So wouldn’t it be easy to just turn the page? Wouldn’t it be better to throw that book away? How do you love… when you are broken? I’ve had enough… I’m only human”

(No puedo controlar lo que se escapa de mis manos. Dios sabe que a veces no puedo entender. Entonces, ¿No sería más sencillo pasar de página? ¿No sería mejor tirar ese libro?... ¿Cómo amas, cuando estás roto? He tenido suficiente… sólo soy humana.)

NOTA: 8.5


THE RIVER

Nunca dejará de sorprenderme la capacidad que tiene esta mujer de crear canciones magistrales. El crimen casi perfecto. La fiera se reconoce herida y enajenada por una traición que le salió cara al pobre diablo, pues acabó con un tiro tan certero como el que descansa en el fondo del corazón de Delta. En busca del perdón de Dios, la australiana confiesa su pecado ante el sacerdote… ¿Será perdonada? Desde luego estamos ante el tema más CANALLA del álbum.

Mejor momento: “How could he commit a crime against our passion… Oh… the moment that I saw them kiss, oh… I knew it had to end like this”

(¿Cómo pudo cometer un crimen contra nuestra pasión? Oh… El momento en el que los vi besarse… Oh… supe que acabaría así)

NOTA: 10

I’M NOT GIVING UP

Volvemos a la idea de la superación y de no bajar los brazos en este décimo tema que no nos deja para nada indiferentes. Con la misma contundencia que sus predecesores hacemos examen de conciencia y reconocemos los errores del pasado y perseveramos en la idea de no caer en la misma piedra cuando las cosas se pongan feas y de coger al toro por los cuernos. Es la canción de la CONSTANCIA por excelencia.

Mejor momento: “There’s power in the madness there is presence in the truth of letting go.”

(Hay poder en la locura, hay presencia de la verdad de dejar ir”

NOTA: 8.5

ENCORE

SUBLIME. He de decirlo desde el principio por si me emociono demasiado y me voy por las ramas. Todos en algún momento hemos vivido ese momento en que después de hacerte trizas, vuelve a ti, como si nada, queriendo más y más… El problema es que ya aprendí tu juego y esta relación terminó cuando decidiste alejarte sin mirar atrás. No hay otra oportunidad. Todo terminó. La historia encoge el corazón a la vez que lo hace resurgir de sus cenizas, pero es que además, desde el punto de vista artístico, cuenta con una increíble composición lírica, en la que Delta describe la cruda realidad como si fuera un concierto, con el argot propio del momento.

Mejor momento: “Don’t come back for the encore, the encore. Don’t come back like you want more, you want more. Can’t you see that the curtain is closing, you can’t cut me open no more. Don’t come back for the applause, the applause. Cause I’m already long gone, I’m long gone. Can’t you see that the show is all over, confetti all over the floor”

(No vuelvas a por el bis, el bis. No vuelvas queriendo más, queriendo más. No ves que el telón se está bajando, no puedes abrirme más. No vuelvas a por el aplauso, el aplauso. Porque ya estoy muy lejos, muy lejos. No ves que el show ha terminado, el confeti por todo el suelo”

NOTA: 10

HOLD ON

Encaramos el fin del disco con una de las canciones que versan entorno al más VISCERAL de los romanticismos. Lo vital de tener a alguien a tu lado que te sostenga en los malos momentos y que quiera compartir contigo los mejores de su vida. Una gran recta final.

Mejor momento: “You wrap me up in stars when I’m feeling the darkness, you keep me on the ground when I light up the sky. Kiss me on my scars where you know I’ve been broken. When I was letting go you taught me how to fight”

(Me envuelves en estrellas cuando estoy en la oscuridad, me mantienes con los pies en la tierra cuando me ilumina el cielo. Me besas en las cicatrices cuando tú sabes que estoy rota, cuando me estaba dejando ir, me enseñaste como volar)

NOTA: 8.5

I BELIEVE IN A THING CALLED LOVE

El punto final a esta salvaje aventura se encarga en una balada aterciopelada e increíblemente REFINADA. Cerrad los ojos e imaginad la manera más sentida, más sensible y tierna de declararte. El deseo de la piel se rinde a la fuerza de un sentimiento profundo e inquebrantable. Si bien es cierto que peca de cursi, estamos acostumbrados, pues en los discos de Delta nunca falta esa guinda que apele al amor… Es la demostración más pura de “Creer en algo llamado amor”.

Mejor momento: “I want to kiss you every minute, every hour, every day… you got me in a spin, but everything is okay”

(Quiero besarte cada minute, cada hora, cada día… me tienes dando vueltas pero todo está bien)

NOTA: 8.5

PUNTUACIÓN FINAL: 9.42

Quizás no se trate del disco que más me haya gustado de Delta pero sí uno de los que más me ha impactado. La evolución en su forma de crear música es más que evidente de principio a fin, y la complejidad de la lírica así como lo profundo de su mensaje calan muy hondo. Imprescindible en la colección de cualquier amante de la música.