sábado, 30 de noviembre de 2013

CONCIERTO DE VEGA EN LA ROCK STAR DE BILBAO




10 años. 2 horas. 2 minutos. Aunque a priori esas medidas de tiempo no digan nada tienen muchísimo significado. Lo que vais a leer no pretende ser una sobreactuación de la realidad, ni tampoco pecar de peloteo, pero sólo el que lo experimentó será capaz de comprender el por qué de mis palabras.





10 AÑOS

Ayer, 29 de Noviembre de 2013, un grupo de personas, entre ellas mi amiga Ruth y yo, nos reunimos en la sala Rock Star de Bilbao para disfrutar de un gran momento, el regreso de la cantante Vega a la capital vizcaína. 10 años hacía que la cordobesa no pisaba un escenario en esta ciudad (sin contar, claro está, la firma de discos y el consiguiente concierto acústico que nos regaló en la Fnac en la época de Metamorfosis) He de reconocer que todo el día de ayer me sentí nerviosa, quería llegar con tiempo, colocarme en un buen lugar y poder disfrutar de ella y de su banda como ya lo hice en aquél acústico. Tuve la inmensa suerte de llegar de las primeras y tener un hueco en la segunda fila, justo delante del micrófono, justo delante de ella. Es curioso, la gente se arremolinaba junto al escenario, y pocos se dieron cuenta, que mientras esperábamos, a poco más de 30 minutos de que comenzara el concierto, Vega había atravesado la pista junto a su hermana y sus compañeros de la banda justo detrás de nosotros. Cuando la ví, me entró una inmensa ilusión y supe… que todo saldría bien.

2 HORAS

Espectacular es uno de los tantísimos adjetivos que puedo emplear para definir el concierto. Se rompió el silencio con Febrero, uno de los temas de su disco Wolverines y de ahí en adelante todo fue rodado. Una detrás de otra, Vega nos cantó todas las canciones de su disco Wolverines y otras muchas como “Grita” (India, 2003), “Nueva York”, “Cuanta decepción”, y “Mejor mañana” (fabulosa versión con Ukelele) (Metamorfosis, 2009), “Me compadezco de ti”, “Requiem”, “A tientas”, “1906 estrellas nuevas” y “El más feliz (Finnis Terrae)”(La cuenta atrás, 2011). La emoción que supone escuchar esas canciones que forman parte de la banda sonora de tu vida por quien las parió entre partituras y acordes de guitarra frente a ti, es un subidón impresionante. Me sentía súper feliz, cantando, bailando, incluso… llorando con alguna canción.

Nunca antes me había pasado en un concierto, que la banda y la cantante sonaran tan bien al mismo tiempo. Es posible que en alguna canción como “Requiem” que cuenta con muchísimos graves, la voz de Vega quedara un poco desvirtuada, porque apenas se entendía lo que decía, pero aún así todo fue genial.

Me impresionó, que a cada canción que cantaba, Vega se cambiara de guitarra. Canción tras canción los instrumentos fueron sucediéndose uno a otro y su dominio de todos ellos la definió como una gran música. Todas las canciones fueron cantadas entre guitarras y el teclado, todas excepto una, (casualmente la que pedí a gritos una y otra vez desde el público y que es una de mis canciones favoritas de su discografía): A tientas.

Las anécdotas se fueron sucediendo, a cada cual más divertida, pero la que a todos nos impactó fue la del muchacho, que en aquél concierto de 2003, fue abriéndose paso entre la multitud para subirse al escenario y plantarle un señor beso a Vega. Todos rompimos a reír.


2 MINUTOS

Lamentablemente, como todo en la vida, el concierto terminó con una preciosa balada, la favorita de Vega del disco (según tengo entendido) Héroes Antagónicos. Tal y como prometió sobre las tablas, mi cordobesa favorita salió al de pocos minutos para atender a su público, y entonces viví uno de los momentos más bonitos… Por fin pude darle las gracias por todo lo que ha hecho por mí. Yo fui una de las personas que le mandó su historia y ella la leyó y me respondió, aconsejándome que rompiera con todo, que cortara de raíz y me diera la oportunidad de ser feliz, conmigo misma, refugiándome en el trabajo, en los estudios… dándome tiempo y dándole tiempo a que esa persona llegara, la que realmente estaba destinada a mí.

Con las manos temblorosas y la emoción en la garganta le extendí mi disco para que me lo firmara. Cuando me preguntó mi nombre y le dije “Nekane”, su respuesta fue… increíble… “Hombre Nekane, yo te conozco” ¡Me quedé blanca! No sabía que decir, ¡Me conocía! ¡Me conocía por mis comentarios en Twitter! Me sentí feliz, y al mismo tiempo, noté como mi cerebro engarzaba palabras para decir algo coherente, que no resultara presuntuoso ni nada por el estilo. Después inmortalizamos el momento con unas fotografías y esas serán para siempre mi pequeño tesoro. El mejor regalo de cumpleaños, el día 2 de Diciembre cumpliré los 26 plenamente dichosa.

Gracias a Estrella Galicia por permitirme vivir esto. Gracias a la Rock Star por su acogida. Gracias a todos los que estuvieron allí escuchando a Vega por seguir, por arroparla y ayudar a que siga adelante. Gracias a Ángela, su hermana y manager, por darle tanto apoyo y velar por ella. Gracias a la banda (Arturo Ruíz, Kike Fuentes y César Uña) por vuestro arte y gracias a ti… Mercedes… Vega… por ser como eres, y darnos tanto… Eres una gran artista… 




Si queréis saber donde tocará Vega estás son las fechas de su gira:

30 de Noviembre en Zaragoza, sala La Casa del Loco
13 de Diciembre en Elche, sala Subway the Pop
14 de Diciembre en Almería, sala Madchester Club

Para más información en www.vegaoficial.com

Si no conocéis su música y queréis saber más de ella, no dejéis de visitar los post que a sus discos le dedico en mi blog:

India: http://mimundoentrenotas.blogspot.com.es/2013/05/vega-india.html
Circular (Como girar sin dar la vuelta): http://mimundoentrenotas.blogspot.com.es/2013/05/vega-circular-como-girar-sin-dar-la.html
Metamorfosis: http://mimundoentrenotas.blogspot.com.es/2013/05/vega-metamorfosis.html
La Cuenta atrás: http://mimundoentrenotas.blogspot.com.es/2013/05/vega-la-cuenta-atras.html
Wolverines: http://mimundoentrenotas.blogspot.com.es/2013/10/vega-wolverines.html

jueves, 28 de noviembre de 2013

CONCHITA - ZAPATOS NUEVOS



El tercer álbum oficial de Conchita vino unos años más tarde. El poco espacio entre su primer y  segundo trabajo, provocó que la cantante se diera un tiempo para oxigenar su mundo interior y crear lo que algunos, entre otros yo misma, han calificado como uno de los mejores discos del año 2012 y, en mi caso, uno de los mejores discos que haya escuchado jamás. A pesar de contar tan solo con 11 temas, “Zapatos nuevos” es una bocanada de aire fresco. Atrás queda la Conchita melancólica, triste y un tanto abatida, pues la de ahora está más segura de sí misma, más experimentada y madura. “Zapatos nuevos” viene cargado de ilusión, de ritmos variables y sabores agridulces, con metáforas engarzadas a sentimientos reales y una sorpresa con aroma francés. El 8 de Mayo fue la fecha elegida para su salida al mundo, y esta producción de Pablo Cedrián logró posicionarse en el puesto 32 en su primera semana. ¿Quieres saber a que suena “Zapatos nuevos”?

LA GUAPA DE LA FIESTA

El mensaje positivo de Conchita está implícito desde el primer tema que fue mostrado, el single evidentemente, a todos los fans. La positividad, el creer en uno mismo, en que ha llegado nuestro momento y que nada ni nadie podrá con nosotros, pues esas lenguas viperinas ya no nos pueden envenenar. Un ritmo trepidante, con mucho color, para una de esas canciones que te hacen abrir las manos, mirar al cielo y dar vueltas y más vueltas mientras gritas de felicidad. Te atrapa desde la primera escucha, sólo vístete, sal a la calle y siéntete como “la guapa de la fiesta”

Mejor momento: “Por una vez haré lo que me pida el cuerpo, por esta vez seré lo que me pida yo. Si tratas de cambiarme estás perdiendo el tiempo, mire por donde mire así me quiero yo” // “Si no te gusta sabes dónde está la puerta… que ahora soy la guapa de la fiesta y no me importa lo que piensas porque ya me quiero yo”

NOTA: 10
video

COMO SI NADA

No siempre que una relación se rompe podemos romper los lazos. Aunque pretendemos quedar como amigos y actuar como tal, el hecho de que en las cenizas siempre se enciendan los rescoldos cuando estamos cerca nos invita a pecar y… pecamos. ¿Para qué disimular? ¿Por qué pretendemos que no nos seguimos queriendo? “Como si nada”,  un pop-rock cambiante y potente, es , simplemente, la aceptación de la evidencia…

Mejor momento: “Tú y yo siempre estamos igual, no nos podemos encontrar no vaya a ser que algo se remueva, que algo se arrepienta”

NOTA: 10

MIRA DONDE ESTOY

Un sonido un tanto infantil, como de cuento un tanto naíf con ritmos cambiantes que durante mucho tiempo me hería muchísimo. Cuando iniciamos algo tenemos en mente que sea algo duradero y definitivo, pero los caprichos de destino a veces nos propinan reveses de lo más injustos. Una vez hemos podido aceptarlo y ver como es la situación desde el otro lado de la realidad, una pena distinta nos abruma, la de la resignación, la de descubrir que no hay nada más que hacer porque aquél espacio que se había construido no es más que la ruina de lo que fue. Una de las canciones con mayor contenido del disco a pesar de que apenas dure dos minutos.

Mejor momento: “Pero mira dónde estás, mira dónde estoy, mira lo que fue, mira lo que no es y… Mira qué pasó, se nos acabó, mira dónde estás, mira donde no estoy”… “Tengo que aprender a ver el sol cuando te marches, tengo que aprender a ver el sol aunque no estés”

NOTA: 10

VETE

La primera balada se asoma con una Conchita harta, cansada de tanta hipocresía y de tanto cinismo. Las situaciones insostenibles hay que cercenarlas de raíz, pues la incongruencia puede volvernos literalmente locos y, además, consumirnos en vida. “Vete” es una canción valiente, una canción racional pues, aunque duela en el corazón, es un adiós definitivo, un empujón del otro hacia la madurez y una forma de volver a comenzar a respirar y a vivir.

Mejor momento: “Solo te pido que te pienses que es lo que estás buscando que siempre que lo tienes lo dejas ahí de lado. Si ya no quiero verte… tú ya te lo estás pensando. Sólo te pido que no vuelvas, que si al darte la vuelta te empiezas a dar cuenta que esto es lo que querías, recuerda que es mentira, porque esto es una mierda, tú mírate llorando y yo cerrando la puerta”

NOTA: 10

BALONES POR LOS AIRES

Si bien al principio esta canción me parecía vacía de contenido, supongo que así lo fue porque estaba sumida en un pozo bien profundo pero, hoy por hoy, “Balones por los aires” es una de las canciones que mejor definen mi situación emocional. Con ese título tan bucólico  y el mismo espíritu de “La guapa de la fiesta”, este tema hace que vuelva a sentirme feliz conmigo misma. Las relaciones por suerte o por desgracia pueden terminar y el abismo que se abre bajo nuestros pies puede ser tan profundo que tardes incluso años en sobreponerte, pero siempre hay una luz ahí que tienes que alcanzar. “Balones por los aires” es el tema que nos recuerda que además del amor hay miles de cosas en nuestra vida que también pueden hacernos inmensamente felices.

Mejor momento: “Pensaba que cuando te marcharas el mundo iba a frenarse en seco, pensaba que cuando te marcharas el mundo iba a quedarse quieto, y mira que va pasando el tiempo y me voy acordando… que hay un sol así de grande, que hay balones por los aires y hay mil sitios que ya había olvidado para ir a bailar”  // “Nadie me avisó que dolía crecer”

NOTA: 10
video

DIS QUAN REVIENDRAS TU?

Mi talón de Aquiles del disco, y no porque no me guste esta balada, sino porque no sé francés. Al no estar familiarizada con el idioma galo no me llega de la misma manera. Evidentemente es la apuesta arriesgada del disco pues, lejos de cantar en inglés como otros muchos cantantes hacen, Conchita se aventura con este tema… Sea como sea, capricho o no, es un regalo, del amor que espera y espera y quiere saber cuando volverá a ser una realidad. El dolor de la distancia…

Mejor momento: “J’ai beau t’aimer encoré, j’ai beau t’aimer toujours, J’ai beau n’aimer que toi, j’ai beau t’aimer d’amor, si tu ne comprends pas qu’il te faut revenir, Je ferai de nous deux mes plus bauex souvenirs” // “Je ne sui spas de celles qui meurent de chagrín Je n’ai pas la vertu des femmes de marins”

“Aunque todavía te ame, aunque te ame siempre, aunque no ame a nadie más que a ti, aunque te ame de verdad, si tú no comprendes que debes regresar, haré de nosotros dos el más hermoso de mis recuerdos” // “Yo no soy de las que se mueren de pena, no tengo la virtud de las mujeres de los marineros”

NOTA: 9.0

LOCA

La segunda canción del disco que conocimos. Una preciosa canción de amor, positiva y esperanzadora de las que te enamoran nada más comenzar. Me fascina todo lo que dice, pues es el perfecto resumen de lo que ocurre entre dos personas que se aman, desde sus reacciones físicas a las emocionales y la palabra de sus deseos. Loca es… sosiego, paz y ternura.

Mejor momento: “Y si estoy loca, estás loco tú también, o crees que no me fijé… Que se te pone la piel de gallina y un nudo en las tropas en cuanto me ves, y que yo quiero enredarme contigo hasta darme la vuelta y no quiero entender, eso dicen de que yo estoy loca y que he perdido el Norte” // “Y yo sólo quiero tu boca, y un poco de tiempo pa echarme contigo y volverme loca… Muy loca”

NOTA: 10

LA CHICA CURSI DE LA RADIO

Así es como llamaron a Conchita durante mucho tiempo, “La chica cursi de la radio”. Podríamos decir que este es un tema completamente autobiográfico, no sólo por las referencias a su vida o a su perro “Tango”, sino porque es fácil identificarla con una chica normal que de pronto comienza a cantar, a moverse por un mundo más arriesgado y comienza a perder cosas esenciales por el precio de la fama. Con una influencia muy sesentera, Conchita nos introduce en un acústico que poco a poco se va transformando en un orfeón de instrumentos.  (Siempre debe quedar espacio para el recuerdo de lo que se pierde y pedir perdón)

Mejor momento: “Perdí alguna vida, jugué la partida y no supe acertar. Aceleré el pulso, corrí muy deprisa y me dejé llevar”

NOTA: 9.5

20 DÍAS

Entramos en el tramo de mis tres canciones favoritas. Divertida, alegre y con un  aire un tanto pin up, de ritmos cambiantes y con un contenido precioso… así es “20 días”. El monotema del pensamiento tiene nombre y apellidos y junto a ello un deseo: “Quiero que me toques…” Me fascinó desde el primer día.

Mejor momento: “Quiero que me toques como no sabía que se podía tocar, quiero me beses como yo no sabía que se podía besar, quiero que te cueles muy dentro y veas lo que otros no supieron mirar… menudos pringaos” // “Llevo 20 días que tan sólo pienso en ti, intento despistarme y mirar hacia otra parte pero sólo cuela un rato”.

NOTA: 10

ME ABURRES

¡Qué grande! La canción más divertida del disco sin duda alguna. Insolente e imposible de cantar sin una sonrisa en la boca por el buen rollo que pretende, para el que deja desde luego. Ingeniosa, imprescindible en el disco, con estribillo vertiginoso y un cierto aire rastafari de base. ¡Me encanta! ¡Es mi favorita de toda su discografía! La adoro… ¿Para qué seguir soportándote si… “Me aburres”?

Mejor momento: “No voy a decirte que te quiero porque ya me cansas, no voy a decirte que me duele porque no es verdad, no voy a decirte que me muero y miento si te digo que te espero… me aburres” // “Y ahora voy a coger carrerilla voy a marcharme corriendo y a cerrar con el pestillo vaya a ser que me persigas por la calle cuesta arriba y me vuelvas a atrapar” // “Qué gusto, se acaba, me marcho corriendo esta vez no pienso ni mirar”

NOTA: 10
video

NO HAY MÁS

Y el broche final lo pone una de las canciones más tristes del disco, pero también de las más hermosas. Una balada trágica, acústica, sencilla pero intensa. Es evidente el sufrimiento y el dolor, por tener que cerrar una puerta para siempre por alguien que no merece la pena. No siempre vale llamar y esperar que te reciban con los brazos abiertos. Nos merecemos una vida mejor, un respeto a nosotros mismos y por eso ya… “No hay más”.

Mejor momento: “Voy, miro al frente y logro avanzar. Poco a poco te dejo atrás. No me voy a girar no me vas a alcanzar, no me vas a alcanzar y voy, repitiéndome una vez más las razones de este final. No me vaya a olvidar y me dé por pensar que quizás quiera un poco… más, está claro que ya no hay más, y ahora me vienes a contar que lo nuestro puede cambiar y lo ves cuando yo ya no quiero más. Siempre lo entiendes al final, cuando yo me empiezo a curar, tú decides que vas a entrar y arrasar con la herida y no quiero más”

NOTA: 10
video

PUNTUACIÓN FINAL: 9.86
Pues sí, es uno de mis discos favoritos. Podría incluso ser más generosa con las notas, porque realmente es un disco completamente redondo. Debo decir que se hace corto, pero no eliminaría ni una sola de las canciones del mismo. “Zapatos nuevos” es de lo mejor que puedes escuchar, sobre todo si estás en un momento de la vida en que emprendes un nuevo camino. En él encuentras razones por las que creer en ti, abrir los ojos y descubrir la parte positiva de la vida. Maravilloso trabajo… ¡Ansias de escuchar lo que nos deparará está gran cantautora”


martes, 26 de noviembre de 2013

CONCHITA - TOCANDO MADERA


En 2010, Conchita nos sorprendía con un nuevo single que auguraba la salida de un nuevo disco, sin embargo, ese nuevo LP fue transformado en un EP que sólo salió a la venta vía Itunes. Compuesto por un total de 7 canciones con colaboraciones como las de Bebe o Álvaro Urquijo. Este regalo llegó el 20 de Noviembre… ¿Quieres descubrir… “Tocando Madera”?

TOCANDO MADERA

¡Es el mejor single que Conchita haya sacado hasta el momento! Me enganchó desde el principio con su ritmo tan cambiante y atractivo. Pasando por el nerviosismo, la ilusión y la sinrazón de la buena suerte, Conchita se encomienda a todos los talismanes y métodos populares para que esta vez se quede de su lado y convenza a la persona que quiere que ella es la adecuada. “Tocando madera” es… muy, muy grande.

Mejor momento: “Voy a cruzar bien los dedos, ponerme algo rojo, estrenar algo nuevo e ir tocando madera. Voy a coger carrerilla, soltarlo de golpe, mirarte de frente y confiar en la suerte”

NOTA: 10

NANA

Un tema 100 % Conchita. Dulce, pausado, exquisito de saborear. Con la voz apenas desnuda, regada por las lágrimas, nos representa el momento de un final incomprendido, pues justo antes de decir adiós, te han dicho que te aman más que a nada ¿Cómo comprender algo así? El corto suspiro de un corazón que llora sangre amarga en medio de la resignación más absoluta.

Mejor momento: “Y mientras siento que marchas, y mientras me juro que todo se acabó, y mientras te alejas despacio olvido olvidarte y te grito sin voz”

NOTA: 9.5

NADA MÁS

Otra balada con tintes muy “4.000 palabras”. Quizás se trate de un descarte de esa época, o de uno de sus temas que cantaba Conchita en sus conciertos. Es cierto que yo no la habría incluido en un disco oficial, pero es genial la idea de lanzarla por esta plataforma. Una historia triste, en la que la autocrítica forma parte del proceso de comprender por qué algo ha terminado.

Mejor momento: “Me echaré la culpa de este final. Intentaré volver a atrás y averiguar el momento en que lo hice mal”

NOTA: 8.5

EL MUNDO

Siento debilidad por esta canción, pero no me gusta en la voz de Conchita tanto como otras que he escuchado antes, por ejemplo, la versión de Pimpinela en “Al modo nuestro”. Es bonita, pero le falta fuerza, garra… Con todo… ¡Gracias Conchita por darme otra perspectiva de esta hermosa y mítica canción!

Mejor momento: “Gira el mundo gira en el espacio infinito con amores que comienzan, con amores que se han ido, con las penas y alegrías de la gente como yo”

NOTA: 8.5

DESDE FUERA (Con Álvaro Urquijo)

Tema versionado, esta vez a dúo, del disco 4.000 palabras. Con o sin Álvaro el tema es impresionante. Me gusta como cantan juntos, se les nota compenetrados, y de esta forma, la canción da un giro y en ella se advierten nuevos matices… El desamor compartido… La versión de él y de ella.

NOTA: 10

ESTA VEZ

Como ocurriera con “Nada más” es un tema muy Conchita pero que no llena del todo. Pocas personas en el mundo tienen segundas oportunidades y saben aprovecharlas tan bien como lo hace ella en este tema. Decir todo lo que se tiene en mente, sin censura, sin dejar una sola palabra huérfana poniendo toda la carne en el asador esperando… una respuesta.

Mejor momento: “Y hay que ver cómo han cambiado las cosas, que ahora un te quiero se queda… corto”
NOTA: 8.0

QUE SUERTE

¡Este tema tendría que haber sido incluido en un disco! Mi favorito junto a “Tocando madera” por ser tan pasional e ingenioso. Una preciosa canción de amor, de las que Conchita nos regala de vez en cuando, muy happy e inspiradora. Me fascina.

Mejor momento: “Te pido disculpas, me marche corriendo, tuve que irme a casa a bajarme el corazón, con solo mirarme subió a la garganta y ahora no hay quien consiga empujarlo a su rincón”
NOTA: 10

TOCANDO MADERA (Con Bebe)

Versión con la cantante Bebe de la canción. He de decir… que me gustaba como estaba… No me gusta mucho como empastan ambas voces, pero la canción es muy grande.

NOTA: 8.5

PUNTUACIÓN FINAL: 9.12
Un regalo que siempre le agradeceremos a Conchita, pues siempre tenemos ganas de más. Dos temas destacan sobre el resto, y ambos podrían perfectamente haber sido incluidos en un disco. Como siempre… sobresaliente. 



domingo, 24 de noviembre de 2013

CONCHITA - 4.000 PALABRAS


El segundo disco de la cantante llegó bajo el título de “4000 palabras” el 10 de Marzo de 2009. Nuevamente Conchita nos sorprendía con 14 temas, algunos de los cuales ya eran conocidos ya que los había cantado en alguno de sus conciertos. A cada cual más sorprendente, las 14 nuevas historias eran compuestas por ella misma. A pesar de que el disco debutó en el número 10 pronto superó esa posición alcanzando el cuarto puesto en su sexta semana y manteniéndose en lista, como su predecesor, más de 70 semanas. 5 fueron los singles promocionales de esta joya musical, comenzando por Cuéntale. Pero… ¿Quieres conocer más?

DONDE LO GUARDO

El arrullo de unos violines que bien recuerdan al clasicismo vienés nos abren las puertas a una de esas canciones que rápidamente te enganchan. Fruto de la desazón por un amor sin dueño que te golpea fuerte en todos los rincones del cuerpo luego de que todo haya terminado. A veces, ni tan siquiera un tiempo prudencial es capaz de hacernos olvidar, porque el corazón no atiende a las razones de la razón y en su prepotencia nos obliga a vivir tras la máscara del disimulo…

Mejor momento: “Prometí no dar señales de vida, y hasta hace un rato estaba ahí escondida diciendo a la gente que todo va bien, que cayeron tus ruinas”

NOTA: 10

TANTO TIEMPO

Tiempo, tiempo y más tiempo… Eso es lo que muchas veces pedimos o se nos pide cuando no estamos claros con nuestros sentimientos pero… ¿Qué pasa cuando pasa demasiado tiempo y ya hemos reconstruido las ruinas? ¿Cómo enfrentarnos a esa segunda oportunidad que se nos pide cuando creíamos que estaba todo superado? ¿De qué manera disimulamos el temblar de las rodillas y el bombeo acuciante del corazón? Estupenda.

Mejor momento: “Y al final todo gira como tenía que girar” // “Mira que te advertí, si no vas a volver que sea para siempre. Mira que lo pensé en cuanto me despiste le tengo”

NOTA: 10

CUÉNTALE

No siempre tenemos fuerzas para enfrentarnos al mundo, otras no hay mal que se cruce que no podamos superar. Todo ser humano vive momentos de debilidad pero siempre hay salida, en algún momento hay que despertar del letargo, ponerse el traje de batalla y luchar por lo que nos mueve la vida. El primer single del disco, un error bajo mi punto de vista, pues existen otras canciones mucho más pegadizas y que podrían haber funcionado mejor. Con todo, un tema con un mensaje muy positivo y vital.

Mejor momento: “Si no gira la rueda, tendré ahora que girarla yo”

NOTA: 9.5

PASÓ

La cuarta canción nos trae una balada, íntima e inmensamente bella. Creo que en pocas ocasiones he escuchado una canción que verse sobre la superación de una ruptura, así, sin darse cuenta, con tanta elegancia. “Pasó” es ese instante en que te das cuenta que ya no duele, que verdaderamente lograste pasar página, y aún así, sientes una pena inmensa pues sabes que es pasado y que rara vez vuelve. Me encanta que la voz de Conchita predomine a la instrumentalización y esos violines que la acompañan que evocan un ambiente de luz tenue y una pureza extrema, así como el acelerón popero del estribillo. El alma al desnudo, el ying y el yang de la superación. Todo… pasó.

Mejor momento: “Parece mentira pero ya pasó, ya se acabó, ya no hay ansiedad, ya no hay nudo no estás y no hay ganas de llorar…”

NOTA: 10

UN TROCITO DE AIRE

Uno de los mejores títulos de este disco se lo lleva esta canción ¿Por qué? Porque funciona como balón de oxígeno y porque no podría ser más acertado. No somos tontos, sabemos cuando las cosas van bien y cuando van mal. Si algo ha aprendido el ser humano es a ser precavido y ese “trocito de aire” es el salvavidas, el paso adelantado, la conciencia de que todo terminaría y lo que nos salva de un desastre emocional. Un fantástico medio tiempo punteado por guitarras, batería, piano y percusión.

Mejor momento: “Creo que algo he aprendido, por suerte, vi como se acercaba el final. Guardé todos mis sueños, mi tiempo, todo mi espacio y mis gestos, antes de que quisieran marcharse contigo”

NOTA: 10

DESDE FUERA

Y es cierto, todo se ve más fácil desde fuera. Esta es la canción de “aprecio tus consejos pero no sabes lo que estoy viviendo y sufriendo”. Muchos habremos tenido esta misma sensación. Cuando algo termina, quien nos quiere trata de guiarnos y calmar nuestra pena, pero es solo nuestro el trabajo y hemos de sentirnos preparados para dar el paso, sin prisa aunque sin pausa. Este tema escuece en las conciencias, pero es simplemente genial.

Mejor momento: “Y todos piensan que ya está, que se acabó, y yo empeñada en que aún esto no se cerro, y yo pensando que me quieres sin parar, pero hoy no pudiste llamar”

NOTA: 10

EL MANUAL

¡Qué grande! Desde la primera vez que la escuché supe que sería una de mis canciones fetiche de Conchita, porque es tan real como la vida misma. Ritmo trepidante, muy pero que muy sentido, del que se desprende hastío y desconcierto a borbotones. Si estoy ahí ni me ves, pero cuando no estoy extrañas que rellene el hueco que antes ni siquiera sabías que había en tu vida. Pero la paciencia tiene un límite, esto es un sí o un no… Esto no es un juego. ¡Anda y que te den!

Mejor momento: “Yo tratando de buscar el equilibrio entre no quererte y quererte sin ser, yo tratando de disimular mis penas callándome un te quiero de cada tres y me cansé de jugar a no quererte si te quiero, me cansé de decirte que estoy bien aunque no puedo, me cansé si me quieres y bien y si no pues me muero pero no vayas a buscarme una vez que yo ya esté bien… Me cansé (anda y que te den)

NOTA: 10

PALABRAS TRISTES O TE ECHO DE MENOS

Un planteamiento distinto para la octava canción del disco a modo de balada. Una confesión bonita aunque triste. Bonita porque el amor es así, un sentimiento hermoso, pero triste porque se trata de reconocer que se extraña a alguien que se fue y no volverá. Otro de los singles del disco, aunque no entiendo muy bien por qué lo fue.

Mejor momento: “Y ahora explícame como harás tú para avanzar y no mirar atrás”

NOTA: 9.0

SE CERRÓ LA PUERTA

Otra canción canalla, más rítmica y algo guerrera. Me encantan sus subidas y bajadas, la fuerza que mana de su lírica y la voz de Conchita determinante y firme. Cuando a las segundas oportunidades se las sepulta vivas, con doble llave en el candado del cementerio del olvido y la llave en el fondo del mar. La adoro desde el primer día que la escuché.

Mejor momento: “Ahora es cuando me despido ahora que por fin lo he entendido, ya no hay sitio, sitio aquí para mí. Y ahora que te marchas, quédate los besos, quédate tú el tiempo, el sueño y los momentos. Mira… me tendré que defender”

NOTA: 10

DICEN

La canción más tierna y romántica del disco, puede llegar a pecar de empalagosa por lo dulce que es ¿Pero que es el amor sin dulzura? ¿Qué es el romanticismo sino un montón de algodón de azúcar? Así sabe… ¿O no? Dos que se quieren y que se dejan llevar, intentando no pensar en lo que puede pasar, simplemente disfrutando el momento.

Mejor momento: “Yo que le cogí miedo a eso del querer, tú que conseguiste convencerme otra vez, yo me siento en la esquinita del sofá y veo como se quieren sin parar, tu corazón con el mío”

NOTA: 9.5

TAN DESPACIO

Saltamos nuevamente al medio tiempo, esta vez al momento en que reconocemos que hemos hecho tanto el canelo pensando en lo que fue y no volverá, malgastando saliva, sudor y lágrimas por nada. De pronto descubrimos que hay algo más allá, que también puede hacernos felices, volvemos a confiar en nosotros, a amar nuestro reflejo a valorarnos un poquito más. Una grandísima canción con varias de las mejores frases del disco.

Mejor momento: “Y mientras a mí la vida se me fue y ya no supe casi por donde volver. El mundo en cambio fue girando y yo tratando de esquivarlo hasta que hubo que despegar. Costó, tanto no parar, no girar, mirar atrás, pensar que lo que fue ya nunca volverá, y lo que vendrá viene tan despacio…” // “Aquello tan grande se volvió pequeño, y qué pena daba ver que se acababa aquello que para siempre iba a durar” // “Y ahora que la vida se ha vuelto más grande y en el medio del mundo ya no eres gigante, ahora que he logrado ver el mundo desde otro lado (…) ahora soy yo quien prefiere agarrarse a mi mano”.

NOTA: 10

ME VOY

¡Guau! Preciosa canción que perfectamente podría haber sido cantada a dúo, con un cierto regustillo a jazz neoyorkino (especialmente al final), en el que una pareja se ve obligada a romper, en ese mismo momento. Él no puede seguir sosteniendo una farsa, pues no siente nada y ella, sorprendida, aunque lo comprende y lo veía venir, decide coger sus cosas y… marcharse… Un momento espantoso, pero cantado con sentimiento, la voz quebrada poco más alta que un susurro.

Mejor momento: “No comprendo cómo ha podido ser, lo hemos cuidado y aún así ya ves”

NOTA: 10

SOY UN GATO

El tema felino, sinuoso, misterioso y con aura de soledad, oscuridad y riesgos. La cantante rinde un doble homenaje, a los gatos (madrileños) y al propio animal por ser tan individual, inteligente y avispado. La contraposición entre el ser humano y el mundo animal, potenciando las virtudes del gato frente a las miserias del hombre, con sus zancadillas, sus trampas y puñaladas traperas. Mística, extraña, pero llena de poesía.

Mejor momento: “Soy un gato, tuve suerte, de no ser un ser humano de esos que solo hacen daño”

NOTA: 8.5

CAMBIEMOS LA HISTORIA

Escuché este tema antes de que se publicara en este disco, pues era una de esas canciones que Conchita cantaba en sus conciertos. Siempre me gustó, porque pareció una de las formas más inteligentes de jugar con el destino, con la ambivalencia del futuro y del pasado. Porque a la imaginación no pueden ponérsele barreras y a veces vivimos de ilusiones. “Cambiemos la historia” es el intento de borrar lo ocurrido y empezar de cero. Trepidante e ingeniosa.

Mejor momento: “Me he imaginado esta escena de tantas y tantas y tantas maneras, pero la mejor acababa en la cama mientras tu café se enfriaba”.

NOTA: 10

PUNTUACIÓN FINAL: 9.71
Otro gran disco, quizás no tan variado como el anterior en cuanto a sonidos, pero muy rico igualmente en lírica. Nuevas historias, ninguna se parece a la otra, ni tan siquiera a las del disco anterior. Si bien en “nada más” veíamos una tónica más triste, en 4.000 palabras el dolor parece que sana, lentamente, pero sana, aunque tampoco se pierde de vista el desamor y el recuerdo. Otro gran disco, mi tercero de Conchita… Mañana… su EP.



sábado, 23 de noviembre de 2013

CONCHITA - NADA MÁS




La artista a la que le vamos a dedicaro los próximos días es ni más ni menos que… ¡Conchita!. Concepción Mendivil, nació el 5 de Octubre de 1982 en Helsinki, Finlandia, y es hoy por hoy, una de las cantautoras más destacadas del panorama musical. Desde muy joven tuvo una especial relación con la música, tocando instrumentos como el teclado o la guitarra y grabando sus primeras maquetas en viejas cintas de casette. Fue entorno al año 2000, que empujada por sus amigas se subió por primera vez a un escenario en la Sala Montacargas. Esa grata experiencia hizo que, de ahí en adelante, recorriera varias salas de la capital española mostrando su arte. A ello hemos de sumar  su participación en varios concursos y su puesto como finalista en el de La Latina. Un año después de ese primer encuentro con el público, grabó su primera maqueta y compagina el mundo de la música con su otra vocación el magisterio infantil.

Fue en 2006 que finalmente Conchita logró poner voz a un disco respaldado por una discográdica, en este caso Nena Music. Éste primer trabajo, sería producido por Juan Luis Giménez y contaría con la colaboración de uno de los artistas más admirados por la finlandesa: Antonio Vega. Nada más, que así se llamaba el disco, salió a la venta un 5 de Febrero de 2007. Su voz dulce y ensoñadora logró atrapar a una cantidad abrumadora de público que no paró de tararear, uno detrás de otro, los singles que fueron saliendo para promocionar el disco siempre que salían en emisoras de radio o televisión. 14 canciones escritas del puño y letra de Conchita fueron suficientes para que se hiciera un hueco en este mundo tan complejo y llenar cientos de salas por todo el país. En poco más de un año, alcanzó las 100.000 copias vendidas y se mantuvo más de 70 semanas en lista. Gracias a este disco, además, Conchita fue galardonada por Cadena Dial (como Artista destacada) y también por los Premios por la Música (como Artista Revelación)y Kiss FM (como Artista destacada del año)

TRES SEGUNDOS

¿Quién no ha estado enamorado de alguien que parece que ni siquiera te registra? Parecemos sombras en la pared que se van desvaneciendo, incrustando en la pintura y perdemos vida. “Tres segundos” es la historia de la adrenalina en el corazón cuando te rozan, te miran de soslayo, se dibuja una aparente sonrisa, quizás por educación, quizás por algo más. Dulce, sensible, soñadora, así es la voz de Conchita. Me encanta el estribillo porque te hace cerrar los ojos e imaginarte levitando hacia tus deseos, escapando como un globo que surca los cielos esperando encontrar su sitio. Es una verdadera delicia.

Mejor momento: “Y te vas, y me muero y te pierdes entre la gente, y aunque sigo ahí mi mano se ha ido contigo y tira de ti pa’ que vuelvas”

NOTA: 10

PUEDE SER

Ritmito rico con punteo de guitarra. Me encanta. Fresco, sutil, pegadizo, que te invita a bailar, a cantar, a gritar de alegría. La canción de las oportunidades, de las que uno se da a sí mismo luego de un pequeño tropiezo. Lo incierto del futuro es lo que hace divertida la vida, tanto como misteriosa, por lo tanto, no queramos desgranarla de un tirón, saboreemos cada oportunidad, saquemos de ella todo lo que podamos sacar. “Puede ser” es la aventura, el intento y la ilusión ante un nuevo amor, con los pies en la tierra y sabiendo que todo puede fallar pero… puede que no lo haga también. (Me encanta el tarareo del final…)

Mejor momento: “Hoy la vida me dice que me toca a mí eso de sentirme bien”

NOTA: 10

NADA QUE PERDER

Lo cotidiano sigue ahí, en el día a día, en las calles. A veces es demasiado cruel la bofetada que te da la vida cuando te pone enfrente a la persona que amas, la que ha rehecho su vida y no sabe que sigue ocupando el 100% de tu pensamiento. ¡Tratad de componer un discurso mínimamente coherente en poco más de unos segundos y pretendiendo ser feliz! “Nada que perder” es el instante del tierra trágame, de sentirte la última porquería del mundo por no haber sido capaz de superarte. Tus pies quieren correr, tu corazón aguanta estoicas las lágrimas. Una de los temas más duros, y más fáciles de comprender y asimilar del disco.

Mejor momento: “Quisiera ser capaz mirarte y no temblar, decirte que nadie me volvió a besar, no te logré olvidar, ni lo intenté quizás”

NOTA: 10

PROMESAS

¡Cuántos puñetazos habrá mordido mi almohada por esta situación! Es increíblemente difícil hacerte a la idea de que la persona que más has querido jamás tiene que desaparecer de tu vida, desaparecer de ti y que no puedes permitirte el lujo de flojear porque sería tu perdición. A modo de mantra repetimos una y otra vez “Lárgate, vete, márchate” pero como un endemoniado disco volador vuelve a nosotros y nos hace gritar, entre lágrimas y desolación un “te echo de menos”. La más dura de las luchas, cumplir la promesa de tu felicidad. Otro gran tema… otra gran promesa.

Mejor momento: “Y podré estar sin ti, aunque con esta herida aprenderé a sobrevivir, y ahora vete, márchate, lejos donde no te pueda ver, porque duele… márchate… Te echo de menos, lo ves, otra vez soy yo quien vuelve a perder, te echo de menos, lo ves, lo ves, cada día que pasa es otro menos sin tu piel”.

NOTA: 10

AHORA QUE

El dueto con Antonio Vega irrumpe aún con una sombra cernida sobre su letra. Hay historias que no llegan siquiera a escribirse porque el simple hecho de pensar en ello acobarda a sus protagonistas, otras que terminaron y no se dieron segundas oportunidades que también se quedaron en el tintero, con miles de momentos por vivir que, sin embargo, están presentes en nuestra imaginación. Esta bucólica canción es parte de mí, de lo que soñé y deseé, de lo quise hacer y no pude. Tierna y arrebatadoramente sincera.

Mejor momento: “Y lo hemos hablado un millón de veces, nos irá mucho mejor así, lo hemos hablado, tu por tu lado y yo por el mío y aún así ¿Qué hago yo ahora con un millón de besos? Que no me dio tiempo a darte aquella vez”

NOTA: 10

UN, DOS, TRES

Un juego de niños, el juego del eterno enamorado que sueña incluso despierto. Cuando la realidad nos niega la mayor, siempre podemos consolarnos con lo que nuestra imaginación puede hacer por nosotros. Una canción diferente, un tanto arriesgada, quizás infantil, pero simplemente genial. En una sola palabra: única.

Mejor momento: “Pero ahora que te tengo a ti, se me ocurren mil sitios donde amarte, y aunque no pueda ser así, cierro los ojos y… un, dos, tres… un, dos… tres”

NOTA: 10

DONDE

La primera vez que la escuché me resultó un tanto insulsa lo reconozco, pero cuando la mastiqué y fui descubriendo sus matices, me enamoré de ella. Donde es la canción de… ¡La vida misma! Sufrimos por amor, sí, y creemos que no podremos recuperarnos, también, pero entonces… algo sucede, todo duele menos, aparecen otros horizontes y nos preguntamos… ¿Dónde quedó lo que fue? ¿A dónde voy ahora? La vida… sin más, así nos lo muestran Juan, Lucía y Raquel…

Mejor momento: “¿Dónde, en qué momento, en qué palabra, se deja de querer? ¿Y donde, en qué lugar, y por qué razón, se deja de sentir? Juan no piensa ya tanto en Lucía, porque ya se acostumbró, ahora confunde amor con rutina, pero aún ni lo entendió”

NOTA: 9.5

ENCAJA MI CORAZÓN

Si me quieres, dame mi espacio, dame mi tiempo y ayúdame a ser yo misma de nuevo. Seguir adelante es complicado pero la mano amiga, el amor pretendido pueden resultar de gran ayuda. Pero no hemos de forzarnos y cauterizar las heridas sin que sanen dejando cicatrices. Con un sonido más intimo y recogido, “Encaja mi corazón” pide comprensión a cuenta gotas. Simple pero extraemocional. Imposible no conmoverse.

Mejor momento: “Y si falta alguna pieza es que me la partieron, y aún estoy arreglando”

NOTA: 10

NO SALGAS CORRIENDO

¡Qué grande! No sé si a los hombres os pasará igual pero a las mujeres sí, y mucho. Tal vez seamos unas románticas pero nos gusta el compromiso, el saber que tenemos a alguien ahí, que nos quiere y nos valora, que quiere compartir su vida y sueños con nosotras y que no teme a todo eso por muy grande que suene. “No salgas corriendo” es la afrenta a esa gran palabra “compromiso” y entre guitarra y guitarra, palma y palma, con un ritmo acelerado, divertido y sugerentes descripciones de lo que es y queremos que sea, se pinta una situación más cotidiana de lo que jamás pensamos. Perfecta de principio a fin, la historia de nunca acabar de las mujeres (quizás hombres también, no lo sé) enamoradas.

Mejor momento: “Entre tus labios y mis caderas, solo me estorba el edredón… Y otra vez he de morderme la voz no sea que vuelva a hablar de dos antes de tiempo y es mejor que no salgas corriendo”

NOTA: 10

COMO TE DIGO ESO

No podía faltar… el tercero en discordia, el que introducimos nosotros, sin querer pero sin poder evitarlo. ¿Cómo confesarlo? ¿Cómo decir que ya no hay más? Es sencillo imaginar la situación, ese montón de pensamientos carcomidos, discursos que se escriben y retractan, todo por no ser cruel, aún sabiendo que doler, dolerá… ¿Cómo dejar de sentirte la más mezquina de las personas cuando la vida te sorprendió y te obligó a enamorarte… sin querer? Mucha melancolía, mucha pena y más culpabilidad es lo que se respira en esta canción. Sobrecogedora… fascinante.

Mejor momento:  “Intento buscar las palabras, no causar tanto dolor, intento ordenar las palabras que suenen algo mejor, y las ponga como las ponga cada vez suena peor, y a ver… como te digo eso a ver, a ver cómo te explico eso, que es que me encantó”

NOTA: 10

TONTA

¡La canción estrella! ¡La verdad supina con mayúsculas y luces de neón! ¡Lo que todas pensamos en definitiva! SI alguien tiene que ocupar el puesto que yo dejé o me obligaron a dejar, que al menos sea ocupado por una incompetente, fea e inaguantable mujer. La vida misma… nuevamente, en una canción divertida, rencorosa y a la par despechada. Los gritos del corazón.

Mejor momento: “Espero que sea, espero que sea tonta, muy tonta, y que le cueste hablar un ratito seguido sin parar. Tonta, idiota, de esas que no paran de reír y no saben cuando callar” // “Tonta, muy tonta, y algo fea que eso nunca viene mal, y espero que te canses pronto y me vengas a buscar” // “Y espero que pienses en mi, que cuando la abraces recuerdes mi forma de besar, y espero que pienses en mí que cuando te arrepientas aún sepas donde me has de buscar… (…)  yo mientras te espero sentada… imaginándome a la tonta con el tonto que me hizo llorar” // “Tonta, muy tonta, de esas que si no hay muy cerquita un espejo no saben donde mirar”

NOTA: 10

VERÁS

Reducimos el ritmo para hablar nuevamente del desamor, de ese momento en que queremos comprender que todo terminó pero algo se resiste en nosotros, y es por el simple hecho de que un día fuimos felices, tan felices que no queremos soltarnos de ese bastión, de esa fortaleza que se construyó y ahora yace en ruinas. Bonita canción de resignación subyugada…

Mejor momento: “Y he intentado no caer en la trampa, no dejarme llevar por la rabia, mientras soñaba con encontrarte. Y me cuesta entender que todo se acabó”

NOTA: 9.0

ALGO BONITO

Y, aparentemente, cerramos el disco con esta bonita balada que nuevamente nos habla de despedidas. Buenas intenciones para finales amargos. Muy dulce…

Mejor momento: “Difícil escribir algo bonito, se trata de un final, no acabaré con “un te quiero” no me dio tiempo a llegar”

NOTA: 8.5

ÚLTIMA VEZ

Y ahora sí, terminamos el disco con un portazo emocional. Hay historias que nos lastiman en lo más hondo, nos hunden y pueden hacernos la vida un infierno, pero siempre se puede alzar la mirada, levantarse y seguir. En “última vez” se cierra la puerta a la segunda oportunidad y se le da la mano al espíritu de “Puede ser” en una balada a piano y voz… exquisita.

Mejor momento: “Última vez que lo repito, última vez que te lo explico no quiero volverte a ver”

NOTA: 9.5

PUNTUACIÓN FINAL: 9.75
¿Dónde radica su éxito? En que hace canciones sencillas, funcionales y sobre todo reales. La introspección del alma, una autopsia a las emociones positivas y negativas. La música de Conchita es el mundo del amor y del desamor desde todos los ángulos posibles, por eso me gusta. ¡Es música inteligente! Cada una cuenta una historia, una historia distinta, sin dramatismos, sin golpes de voz potentes, porque no hacen falta, son únicos y genuinos y eso es lo que la hace grande. No decepciona jamás.